IDavinci_Imagotipo_Horizontal

I+D+i – Un rápido vistazo

I+D+i

Para muchas organizaciones, obtener el crédito fiscal para investigación y desarrollo (I+D+i) significa identificar una fuente oculta de efectivo además de minimizar sus obligaciones tributarias.

Si revisó el crédito fiscal de I + D en el pasado y determinó que no recibiría beneficios, es hora de echar otro vistazo: IDavinci te puede ayudar.

Las nueva legislación contiene muchas disposiciones que benefician a organizaciones de cualquier tamaño. Algunas de las mejoras más importantes se relacionan con el crédito fiscal para I + D + i.

La ley no sólo hizo que el crédito fuera permanente, sino que mejoró en gran medida el crédito y lo puso a disposición de organizaciones de todos los tamaños y sectores.

Entendiendo el Crédito Fiscal para la Investigación y el Desarrollo:

Uno de los malentendidos más comunes sobre el crédito fiscal para I + D + i es que es una deducción en la declaración de impuestos de la empresa. De hecho, en realidad se trata de una devolución euro a euro contra el impuesto de sociedades . En otras palabras, es una reducción directa de la obligación tributaria del contribuyente.

Investigación, desarrollo e innovación

Probablemente haces más I + D + i de lo que crees:

Es muy común pensar que las funciones que desempeñan diariamente los empleados de la empresa no se considerarán actividades calificadas de investigación y desarrollo. Sin embargo, muchos se sorprenden cuando miran más de cerca esas actividades específicas.

Si bien la definición de I + D + i para los fines del crédito fiscal es muy amplia, muchas actividades relacionadas con lo siguiente pueden calificar para la devolución:

  • Desarrollar un producto nuevo para la empresa sea hardware o software (puede ser un script que mejore tareas de backup)
  • Diseño y prueba de prototipos de productos.
  • Realización de ciertos tipos de investigación de producto y mercado.
  • Experimentar con nuevo software o eliminar ideas a través de un proceso de prueba y error.
  • Mejora, evolución o modificación de productos existentes.
  • Mejora, evolución o modificación de técnicas y procesos de producción.

 

Los siguientes también pueden calificarse deducción fiscal por I + D + i:

  •     Los salarios de los empleados que realizan la actividad de I + D + i.
  •     Gastos de seguridad social hasta un 40% sobre las contingencias comunes de los trabajadores.
  •     Gastos por materiales utilizados durante el proceso de I + D + i.

 

¿Necesitas más información? Contacta con  nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible