IDavinci_Imagotipo_Horizontal

Plan de choque por la Ciencia e Innovación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la segunda semana de julio, ha presentado el llamado Plan para reforzar el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación en España, junto con varios ministros, autoridades científicas y empresariales, un paquete de medidas basado en tres pilares principales donde se inyectará una cantidad de 1.056 millones de euros, con el fin de “reinventar el país”, así como poner “la ciencia en el centro del modelo productivo”.

De esta manera, entre la segunda mitad de 2020 y el 2021 se invertirá una cantidad considerable de flujo de inversiones, tiene como principal objetivo que la ciencia y la innovación lideren soluciones a la crisis de la Covid-19, pero también la posibilidad de que se generen industrias y empresas competitivas de alto valor añadido. Muchas de las intervenciones realizadas por los ponentes iban enfocadas también a los jóvenes del colectivo, buscando dotarles de nuevas oportunidades para impulsar su contratación durante o después de su periodo de aprendizaje, buscando imitar el modelo alemán en este sentido.

De la cantidad inicial ofrecida por el presidente del Gobierno, 396,1 millones de euros se movilizarán en este año, dejando el resto del presupuesto para el presente plan en 2021. Este presupuesto se va a canalizar a través de ayudas directas al sistema de ciencia e innovación, tanto a las instituciones científicas como a la I+D+i de sectores empresariales estratégicos. A todo esto, habrá que sumarle 508 millones de euros en préstamos en condiciones ventajosas a empresas innovadoras, a partir de los nuevos instrumentos de promoción de la I+D+i privada. El Plan estará articulado en 17 medidas fundamentales en torno a tres ejes prioritarios:

Investigación e Innovación en Salud

La pandemia ocasionada por la Covid-19 ha puesto en manifiesto la importancia de la investigación biomédica y sanitaria, con el foco de atención en investigaciones de epidemiología y en salud pública, por lo que el Gobierno invertirá más de 200 millones de euros para este apartado. Una de las reformas propuestas por el ejecutivo es dirigir recursos y reforzar el papel del Instituto de Salud Carlos III (dependiente del Ministerio de Ciencia), para convertirlo en el centro de investigación médica de referencia a nivel nacional.

Otro detalle importante que destacar de este apartado del Plan es el impulso de la Estrategia de Medicina Personalizada, para mejorar la prevención y el tratamiento de enfermedades, como la creación de un Centro Estatal de Terapias Avanzadas, orientado a la investigación, desarrollo y potencial fabricación y distribución en el Sistema Nacional de Salud de terapias avanzadas personalizadas. Asimismo, Pedro Sánchez se ha comprometido a reformar la Ley de Investigación Biomédica que data del 2007.

Transformación del Sistema de Ciencia y atracción y retención de talento

Las medidas propuestas para este segundo eje tienen un doble objetivo; por un lado, poner en marcha las reformas estructurales para proporcionar estabilidad a la carrera profesional del personal científico de todas las áreas de conocimiento y, en segundo lugar, dotar de más fondos a los principales instrumentos de financiación competitiva de la ciencia en todas sus disciplinas. De esta manera, se abordarán dos situaciones de urgencia reclamadas por el sistema de generación de conocimiento.

Para poder hacer realidad todo ello, será el Ministerio de Ciencia, encabezado por Pedro Duque, quien será el protagonista, buscando reformar la Ley de Ciencia de 2011. Dotado con 523, 5 millones de euros, se buscará aumentará la financiación para los grupos de investigación, tanto en proyectos como en equipamiento científico-técnico y prórrogas de contratos. Estas medidas, después de una década de baja financiación, en la que los proyectos han sufrido recortes de más de 30%, se pondrán en marcha en la publicación de convocatorias de este año 2020 y en 2021.

En concreto, se incrementará en 50 millones, alcanzado los 412 (es decir, un 14% más), la cuantía de la convocatoria de proyectos de I+D+I en 2020 y 2021; se crea una partida de 60 millones de euros para adquisición de pequeño equipamiento científico por parte de las instituciones que han sido beneficiarias de proyectos en las convocatorias de los últimos tres años y se lanzará otra convocatoria de equipamiento científico-técnico en 2021 con 120 millones de euros.

Impulso a la I+D+i empresarial e industrial de la ciencia

Esta tercera pata del presentado Plan de choque busca responder a la necesidad de ofrecer soluciones a una de las carencias más significativas en el sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación: la inversión de empresas en actividades de I+D+i y la capacidad de colaboración entre distintos actores del sistema para facilitar la transferencia de conocimiento generado. En este sentido, las medidas propuestas en este tercer eje serán ejecutadas por el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación.

La inversión por realizar en este apartado contará con un presupuesto de 317 millones de euros, a los que habría que sumarles otros 508 millones en préstamos a empresas. En primer lugar, se pondrá en marcha un plan a tres años para duplicar las ayudas a la I+D+i empresarial, para el crecimiento orgánico en tres vectores (I+D, innovación tecnológica y capital riesgo) hasta alcanzar un peso relativo del apoyo público a la I+D+I empresarial similar al de los principales países europeos. Entrando más en detalles, se incluyen dos planes específicos de apoyo a la I+D+i empresarial, donde tanto el sector del automóvil como el aeronáutico contarán con un papel protagonista.

Dentro de este eje también se incorpora un programa de ayudas directas a PYMEs innovadoras para que puedan madurar su tecnología y modelo de negocio, con el fin de afianzar su estructura de cara a su posterior escalado. El presente programa comenzará con un piloto en 2020, con 10 millones de euros, y con 50 millones para el 2021. No será el único apoyo a las PYMEs, por lo que habrá un segundo programa enfocado a la transferencia de tecnología.
Se promoverá la compra de prototipos a entidades y centros de investigación y tecnología que quieran desarrollar startups que exploten un conocimiento novedoso o que planteen la colaboración con una empresa de capacidad tecnológica para industrializar y comercializar ese conocimiento tecnológico, con una inversión de dos millones de euros para 2020 en forma de programa piloto, para desarrollarlo en 2021 con una inversión de 50 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible