IDavinci_Imagotipo_Horizontal

IoT: Tomar el control de todo

Se ha oído hablar en los últimos años, del auge de una tecnología que va a permitir llevar la conectividad y los procesos a otro nivel. El internet de las cosas (o IoT por sus siglas en inglés), junto con otro gran número de tecnologías, son las llamadas a tomar el control de todo nuestro entorno, mediante la monitorización y sonorización de elementos cotidianos. El IoT junto con las tecnologías de Inteligencia artificial, han tomado el rol de facilitadores y permiten manejar procesos de forma interconectada, inteligente y logrando una optimización nunca vista hasta ahora.

El internet de las cosas aplicado en la industria (IIOT), consiste en maquinaria conectada mediante sensórica y otros dispositivos, además del uso de avanzadas plataformas de análisis, que procesan los datos que se producen. El conjunto de dispositivos IIOT van desde pequeños sensores ambientales hasta complejos robots.
Si bien se asocia la aplicación de estos sistemas a entornos productivos industriales puros, como el sector petroquímico o manufacturero, estas tecnologías son muy prometedorasy tienen cabida en otros sectores industriales como son la agricultura, sanidad, comercio o publicidad, entre otros.

¿Y cómo se están aprovechando el IIoT? Los usos son muy variados y depende de los objetivos que se pretenden conseguir. Los usos van desde la automatización de procesos mediante sistemas inteligentes, pasando por la gestión y control de mercancías, gestión de stocks en tiempo real, uso de monitorización mediante drones, etc. Las posibilidades son infinitas, solamente depende del objetivo a alcanzar y el margen de mejora que se quiera obtener, sea cual sea el entorno de aplicación.

Es una tecnología que está en su punto álgido, especialmente cobra un papel importante su aplicación como inteligencia en el extremo, donde lo datos se generan, se analizan, se interpretan y se abordan. Usar la inteligencia en el extremo significa que el análisis se puede llevar a cabo más rápidamente y supone una reducción significativa de la probabilidad de que los datos sean interceptados o violados de alguna manera, garantizando la seguridad en aquellos procesos cuya filtración de información puede acarrear consecuencias desastrosas para la empresa.

Así mismo, su uso para la realización de mantenimiento preventivo es destacable, mediante la instalación de un sistema que implica una máquina o un componente con sensores que recopilan y transmiten datos, para analizarlos y los almacenan en una base de datos. Esta base de datos proporciona elementos comparativos de los diferentes sucesos que ocurren. El sistema aumenta la probabilidad de evitar fallos.

Por supuesto, en España se está aplicando de una forma más lenta que en otros países de la Unión Europea, sin embargo, el número de proyectos de aplicación en este tipo de entornos e industria está teniendo un fuerte incremento que seguro, en un futuro proporcionara una fuerte ventaja competitiva.

En IDavinci conocemos lo que puede proporcionar este tipo de tecnología, si quieres conocer más sobre ella o formar nuevos proyectos, solamente tienes que contactar con nosotros a través de esta vía info@idavinci.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible