IDavinci_Imagotipo_Horizontal

eHealth

Los avances tecnológicos a los que estamos sometidos conciernen ya a todos los sectores. Afectan prácticamente a todas las categorías de una sociedad o de la vida de una persona. Algo que conlleva a que el concepto ‘salud’, tan importante para los seres humanos, también haya estado sujeto a cambios y desarrollos innovadores en los últimos años. La eHealth o Sanidad Electrónica es un término muy amplio que agrupa las prácticas de salud asistidas por la tecnología digital como tratamientos de pacientes, realización de investigaciones, educación de los profesionales de la salud, seguimiento de las enfermedades o vigilancia de la salud pública.

El impacto que han tenido las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) sobre el ámbito de la salud es muy amplio. Tanto, que no solo permiten realizar diagnósticos de manera más precisa, sino que, en muchas de las ocasiones, las innovaciones tecnológicas eHealth se encargan de los propios tratamientos. Dentro del campo de la eHealth, tienen cabida todas las tecnologías que actualmente están transformando el mundo de las TIC; es decir, desde la telefonía móvil, que acerca las soluciones al paciente estén donde esté, pasando por el Big Data, hasta el Cloud Computing, que facilita el almacenamiento de recursos y el intercambio de información entre los profesionales sanitarios. La salud digital se encuentra ya en casi todos los dispositivos tecnológicos y se está empezando a utilizar de manera eficiente en casi todos los países gracias al uso de wearables, biosensores, bandas de ejercicio y smartwatches que se han convertido en un punto de apoyo para la salud, convirtiendo así un simple reloj, en un analista de la salud.

La eHealth produce numerosos beneficios como la mejora de la calidad asistencial, incluyendo los gastos de transporte, evitando al paciente la molestia de desplazarse con una dolencia. Además, para el personal médico también propone mejoras como la posibilidad de recabar una segunda opinión para la realización de diagnósticos, mejora de la coordinación clínica y terapéutica o apoyo a los médicos que ejercen su labor en zonas aisladas. Como ejemplo práctico, tenemos todas las opciones tecnológicas de salud que se han desarrollado para combatir la pandemia del Covid-19, no sólo con teleasistencia, sino también con ‘radares’ que detectan si se ha estado cerca de una persona contagiada.

Actualmente estamos ante un cambio de paradigma en la sanidad. Los datos a analizar van a ser mucho mayores, pero la innovación va a permitir que gran parte del recorrido y del análisis de los mismos se haga desde la tecnología disponible, lo que conllevará un ahorro de tiempo y de costes muy grande para el sistema sanitario, así como la descongestión de los centros de salud. Las TIC jugarán un papel muy importante en las Organizaciones Sanitarias mejorando la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios que se ofrezcan, desde la gestión de las citas, a tener telemotorización o teleasistencia con el médico de toda la vida, son algunas de las posibilidades que nos proporciona la eHealth.

Cualquier área de la sanidad es susceptible de mejora, de ahorros económicos y de mayores facilidades para el paciente y es ahí donde entra en juego el papel de la salud digital para revolucionarlo todo y llevarlo a un siguiente nivel. Ya hemos podido comprobar que su potencial es enorme y que, como sociedad, aún estemos rascando en la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible