IDavinci_Imagotipo_Horizontal

Domótica para cuidar de nuestros mayores

¿Qué es la «domótica»?

Es probable que en los últimos años hayas oído alguna vez la palabra «domótica». Pues bien, el término «domótica» hace referencia a la automatización y al control de aparatos y/o sistemas de instalaciones eléctricas y electrotécnicas en los edificios de forma programada, ya sea centralizada o remota. En resumen, gracias a este sistema domótico, se automatiza toda la vivienda y se controla la gestión de la energía, la seguridad, el confort e incluso la comunicación de aquellos que la habitan. Se trata de un sistema en auge que cada vez tiene más aplicaciones como el control por voz o por el móvil, incluso sin estar en la propia en la vivienda.

¿Se puede aplicar a las personas mayores?

En personas mayores, la domótica junto con el mundo del Internet de las cosas (IoT), acerca nuevas posibilidades para que alcancen cierto grado de autonomía. Por otro lado, en el caso de que existiese un asistente de hogar que cuide de ellos, podrá centrar su atención en nuestros mayores con mejores herramientas y ventajas. Gracias a todo esto, sus vidas podrán seguir con menos complicaciones, algo que refuerza el hecho de que es una buena inversión ya que, en definitiva, conseguiremos mejorar su calidad de vida.

¿Cómo puede contribuir a mejorar su calidad de vida?

Principalmente, la domótica resuelve 4 grandes necesidades que hoy en día tienen las personas mayores:

  • En ocasiones, pueden padecer ciertas alteraciones motrices que les impiden desplazarse con normalidad, ya sea fuera de su domicilio o dentro de él. Es por ello que, coordinando el suministro de bienes de consumo mediante aplicaciones de telecompra o la prestación de gestiones bancarias y administrativas a través del telebanco, se podrán evitar la mayoría de desplazamientos prescindibles fuera del hogar.
  • La disponibilidad y calidad de los servicios de salud (sanitarios y sociales) son dos aspectos determinantes a la hora de obtener un correcto bienestar para las personas mayores. La domótica ofrece servicios de teleasistencia, así como la posibilidad de pasar consultas médicas o enviar determinadas pruebas al médico de cabecera sin tener que desplazarse al hospital o centro de salud correspondiente. A través de los sensores biomédicos y los detectores de caída que monitorizan su estado, se garantiza que la persona mayor está en total control.
  • Las necesidades de ocio y entretenimiento están presentes en cualquier persona. Relacionarse e interaccionar con el entorno, la familia y los amigos, además de realizar actividades de ocio y entretenimiento en su tiempo libre, son de vital importancia para que nuestros mayores puedan llevar una vida feliz. Gracias a las soluciones multimedia que ofrece la domótica, podemos entretenerles y hacerles pasar buenos ratos.
  • Hoy en día, la seguridad sigue siendo una de las principales preocupaciones de las personas mayores, especialmente de aquellas que viven solas. El objetivo de la domótica no es otro que garantizar que el desarrollo de su vida cotidiana será bajo unas condiciones de seguridad óptimas. Todo esto, involucra tanto a la protección de los bienes como de las personas, por lo que podemos diferenciar entre dos tipos de seguridad:
  •  
    Seguridad activa, en la que es el usuario quien debe generar o activar la señal de alarma ante una incidencia. Esta seguridad viene dada por los diferentes servicios de telealarma.

    Seguridad pasiva, que es aquella capaz de detectar un incidente o anomalía, y disparar automáticamente dicha señal de alarma, sin la intervención de una persona.

    Más allá de estos beneficios, tener un sistema de domótica instalado en casa también hace que todas estas funcionalidades se puedan controlar desde el exterior, algo fundamental a la hora del cuidado de las personas mayores ya que aporta seguridad, y calidad de vida tanto a ellos, como a sus familiares y cuidadores.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Prefieres que hablemos?
    Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
    uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible