IDavinci_Imagotipo_Horizontal

Los tres pilares del futuro: Transformación, Innovación y Personas

El trabajo, tal y como lo conocemos, se ha mantenido relativamente estable durante décadas. Sin embargo, los nuevos modelos de relación con los clientes, la evolución tecnológica y digital y las distintas prioridades de los nuevos profesionales ha potenciado un proceso de cambio que está reconfigurando las nuevas formas de trabajar.
A todo esto hay que añadirle la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19 que ha acelerado la necesidad de adaptación al cambio.
Por ello los tres pilares sobre los que se tiene que cimentar el futuro son:
Personas. Los empleados y directivos de las organizaciones.
Innovación disruptiva para aportar valor al cliente.
Transformación digital de la organización.

Personas
El papel más relevante lo desempeñan las personas, los empleados, directivos y acciones que guarden vinculación directa con la organización que está inmersa en ese paso hacia el cambio.
1. Proveer recursos y formación. Es crucial proveer al capital humano de los recursos y la formación necesaria para poder prepararse para la transformación digital.
2. No externalizar la digitalización al 100%. Las compañías pueden contratar a expertos o consultoras en esta área pero no delegarles el rol principal. Se necesita una gran implicación por parte de muchas áreas de negocio.
3. Identificar el capital humano innovador. Es fundamental identificar el capital humano innovador, se le debe apoyar e incentivar.
4. Implicación de todos los departamentos. Deben estar todos los departamentos implicados en la transformación digital, tratándose de un efecto transversal que afecta a toda la compañía.
En definitiva, la gestión de los RRHH adquiere un rol protagonista durante todo este proceso. Además, la piedra angular es que este área tiene que contar con una estrategia digital que se encuentre alineada a los objetivos estratégicos de la organización, además de tener un sistema de gestión de capital humano apropiado y dispuesto para la transformación digital.

Innovación
Cualquier empresa que esté en este proceso debe saber de la importancia que la innovación disruptiva tiene para crear un modelo de negocio que aporte una dosis extra de valor para los clientes, manteniendo la esencia de la compañía. Por eso, el hecho de dedicar esfuerzos y recursos al I+D+i hacen que tu negocio se diferencie del resto.
Cualquier innovación o novedad que implique reducción de costes o aumento de beneficios puede convertirte en el foco de atención de tu sector. Es clave obtener un ecosistema transversal, abierto, conectado, ético y con valores para que surjan herramientas que hacen avanzar a las compañías al futuro.
1. Innovación tecnológica. Identificar la tecnología más adecuada en cada uno de nuestros proyectos.
2. Propuesta de valor innovadora. Ofrecer una nueva propuesta de valor orientada a cada una de las líneas de negocio de la empresa mejorando y renovando la experiencia del cliente.
3. Visión estratégica innovadora. La alta dirección de la empresa tiene que tener un objetivo claro en la estrategia hacia la transformación digital, estando dispuestos a hacer todos los cambios necesarios para dicha transformación.
4. Cultura de innovación digital. Se requiere una estrategia para incorporar una cultura de innovación a la empresa, teniendo en cuenta que toda idea generada dentro de la empresa debe fluir por el ecosistema interno de innovación.

Transformación
No solo consiste en diseñar y adoptar un nuevo plan estratégico que sea impulsado por la dirección de la organización, sino que se trata, principalmente, de un cambio cultural integral cuyo éxito depende directamente del compromiso e implicación de los miembros de la organización.
1. Cambio cultural. Se trata de un cambio de mentalidad, algo que implica el reenfoque estratégico del ejecutivo hacia los RRHH y hacia las personas que forman parte de la organización.
2. Cambio organizacional. Los modelos de organización clásicos deben ser sustituidos por modelos de organización menos jerárquicos, con sistemas más horizontales que empoderen a los trabajadores para crear y generar valor.
3. Incorporación paulatina de tecnologías exponenciales. Se deben incorporar tecnologías emergentes que puedan aportar valor para el sector en el que actuamos como Big Data, Ciberseguridad, Ecommerce o IA (inteligencia Artificial) entre otros.

Concluyendo, abordar el proceso de transformación sobre estos 3 pilares, interconectados entre sí, facilitará tener éxito en el proceso de transformación digital, que ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad ineludible para cualquier organización si no quieren ser irrelevantes o desaparecer.
Citando a Emérito Martínez, Chief Growth Officer en Alkemy:
“No estamos en una era de cambios, sino en un cambio de era caracterizado por la digitalización de prácticamente todo lo que nos rodea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible