IDavinci_Imagotipo_Horizontal

Design Thinking: Innovación centrada en el usuario

El concepto Design thinking hace referencia a una metodología utilizada por los diseñadores para resolver problemas complejos que, en lugar de centrarse en éstos, se orienta a la acción, propiciando el avance hacia la creación del escenario de futuro preferido. Es decir, se puede decir que es un proceso que busca ahondar en la comprensión del usuario en base a iteraciones que ayudan a encontrar nuevas perspectivas que aplicar de forma estratégica a las soluciones. Por lo tanto, el Desing Thinking es una metodología orientada al usuario y a la acción.

La gran popularidad que está consiguiendo esta metodología tiene que ver con los resultados a la hora de generar soluciones innovadores en poco tiempo. El Design Thinking ofrece a emprendedores, PYMES y Startups una metodología con la que avanzar y testar rápidamente sus hipótesis y crear una cultura creativa e innovadora.

¿Cuáles son las etapas del proceso de Design Thinking?

1- Empatizar con los usuarios (clientes reales y potenciales). Es la forma de extraer el máximo de información de lo que piensan, sientes, necesitan y rechazan. Estos datos se obtienen, sobre todo, de la comunicación verbal y no verbal de los mismos cuando les hacemos una breve entrevista (es muy importante hacer las preguntas adecuadas).

2- Definir sus necesidades, sus problemas y sus ideas. Esta etapa nos proporcionará la base sobre la que desarrollar planteamientos alternativos y nuevos enfoques que aporten valor de forma innovadora.

3- Crear ideas que desafíen las suposiciones y deriven en soluciones innovadoras. Una vez definido el perfil de los clientes e identificado sus problemas y necesidades, llega el momento de comenzar a idear las soluciones. Este será el objetivo a seguir en esta fase de la dinámica de Design Thinking.

4- Fabricar un prototipo. Que no será entendido como la solución final ni tampoco se verá como una respuesta definitiva al problema, sino como un avance, un paso más, en medio de un ciclo de mejora continua.

5- Pasar al modo de prueba. Los tests son necesarios en el camino hacia la excelencia para asegurar el ajuste y la futura satisfacción del cliente o usuario.

¿Cómo puedo aplicar la metodología Design Thinking a mi trabajo?

Se necesita una organización, institución o persona se interese en este método para la resolución de un problema. Una vez definido esto, se necesitará un facilitador(a) que es la persona que va a apoyar la implementación, no solo las etapas del Design Thinking, si no escogiendo las técnicas adecuadas para guiarnos de manera efectiva y poder lograr los objetivos deseados.

Para ser facilitador de Design Thinking no es necesario ser diseñador. Lo verdaderamente relevante es que posean un profundo entendimiento de la teoría del Design Thinking, que sean capaces de poner esa teoría en práctica, y, además de ello, es vital que tengan ciertas habilidades personales para poder ejercer este rol.

El carácter repetitivo y cíclico del design thinking es precisamente el que permite detectar fallos y proporcionar nuevas mejoras. Al no tratarse de un proceso lineal, los errores se consideran una oportunidad de mejora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Prefieres que hablemos?
Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y
uno de nuestros expertos contactará contigo lo antes posible